¿Cómo debemos conservar nuestras cintas de vídeo?

Con estos consejos, vas a poder conservar tus cintas de vídeo algún tiempo más. Aunque nuestra recomendación es que las conviertas a digital antes de que sea demasiado tarde.

Seguramente removiendo los armarios o haciendo limpieza en el trastero te han aparecido cintas de vídeo VHS, Beta, o de otros formatos. Debes saber que estas cintas son muy sensibles a cambios de temperatura, humedad y campos electromagnéticos que pueden alterar su contenido o incluso hacerlo desaparecer. 

Guárdalas siempre en horizontal

Es importante que guardemos las cintas en cajas de plástico y no de metal. Evitaremos de este modo la oxidación de las cintas. Debemos mantener las cintas de vídeo en un ambiente seco, fresco y lejos de la luz solar directa. Las cintas de vídeo han de guardarse de forma horizontal en el mismo sentido que las colocamos en el reproductor. Así evitaremos el deterioro de los muelles que llevan dentro. Por lo tanto, nunca las guardaremos en vertical.

La humedad es otro de sus enemigos. Los temibles hongos se adhieren y crecen enganchados a las cinta produciendo alteraciones en la reproducción.  Para poder sacar y limpiar esos hongos, hay que desmontar la cinta y extraer con mucho cuidado el hongo utilizando productos poco agresivos como el alcohol isopropílico.  

Como ves las cintas de vídeo se deterioran con facilidad y no siempre se puede conservar tus cintas de vídeo de manera óptima. Sin duda alguna la mejor opción es digitalizar su contenido antes de que sea imposible reproducirlas. En Digital Lab llevamos desde 1975 recuperando tus recuerdos personales y familiares, que en definitiva también son los nuestros. Te entregaremos el contenido de tus cintas en un archivo MP4 que podrás reproducir en cualquier dispositivo.  Rellena este formulario y pídenos un presupuesto sin compromiso.

Aquí podéis ver un ejemplo de recuperación de una cinta de vídeo Betamax de 1988